Último día del giro… ¡felices!

16 MAY 2022

Viterbo – Bomarzo

Viterbo

Hoy era el día de nuestro retorno a Forano y nos quedaban dos lugares para visitar. Viterbo resultó una ciudad que claramente era muy interesante, con mucho pasado -fue sede nada menos que de la autoridad papal y de concilios para la elección de papa durante el s. XII- pero a la que le falta mucha cantidad de dinero en recuperación de monumentos, edificios y disposición para ser exhibidos y, desde ya, mantenimiento de lo que más o menos está en pie.

En función de donde dejamos el camper, entramos por una puerta lateral de la muralla

¡Que el ejercicio físico no decaiga! ¡A subir, no más!

En el camino hacia los palacios a visitar, pasábamos por zonas con mucho encanto

Finalmente, dimos con un conjunto de edificios vinculados con el Palazzo dei Papi

Desde ahí se veían imágenes muy lindas de la parte más baja de la ciudad

Nos fascinó una historia vinculada con el Dante y Viterbo… incluido Tomás de Aquino:

Y este púlpito exterior de la iglesia Santa Maria Nuova, desde el que también predicó Santo Tomás:

Luego de una recorrida por el burgo medioeval, dimos con la Piazza del Plebiscito

Esa misma plaza conducía a una terraza con lindas vistas

Bomarzo

Punto final y altísimo del camino, Bomarzo es conocida para cualquier argentino que haya leído el libro del mismo nombre de Manuel Mujica Láinez o recuerde la historia de la ópera de Ginastera del mismo nombre y basada en el mismo libro, prohibida durante los gobiernos militares por «indecente».

Allí hay un parque in-cre-í-ble, construido en el s. XVI por un arquitecto Ligorio (a quien luego reconoceríamos también en los jardines de Villa D’Este, en Tivoli) a pedido de un rico que quería entretener a sus contemporáneos. El jardín se abandonó hasta que, en el s. XX, la familia Bettini la recuperó. Vale la pena leer un poco del Parco dei Mostri

Antes de entrar, un pequeño picnic en el parcheggio 😉

El jardín ya se muestra bellísimo desde el ingreso

Luego de pagar los biglietti dimos con una vitrina con ejemplares de los libros… muy lindo reconocernos allí:

Nos dieron un mapa con las distintas figuras de piedra… todo un laberinto por recorrer… pasamos un momento mágico. Ricardito estaba subyugado y no paraba de tirar fotos… todo, bajo un verde espeso de sombras y árboles años… todo muy bien cuidado, interesantísimo. Van algunos «hitos»:

Entrada
Proteo Glauco
Ercole – Caco
Tartaruga
Fontana di Pegasso

Algunas cuantas… ¡innominadas!:

Una casa inclinada, impresionante…

(Increíble el mareo que daba entrar e intentar caminar ahí… muy fea sensación)
Nettuno
Drago

Y la más famosa de todas, Orco:

Para terminar…

y la tumba donde hoy yacen los benefactores, i signori Bettini

Muy muy muy complacidos con esta visita, hermosa… gran final para nuestro tour de ocho días y siete noches…

Estaremos asentados en Forano, con planes de algunas escapadas… Arrivederci!

[Escribo esto «muerta», nos caminamos todo en la Villa D’Este, en Tivoli. Otro día soñado]

8 comentarios sobre “Último día del giro… ¡felices!”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.