Escapadas (ii): Vaticano y Roma

18 MAY 2022

Ciudad del Vaticano – Roma

Hoy era un día destinado a darnos una «panzada» de Roma, sobre todo para Mario que todavía no había podido ir. Elegimos miércoles para asistir a la audiencia general del papa Francisco, algo que los cuatro queríamos hacer. Madrugamos en serio (5.30am) porque teníamos que tomar el tren de las 6.32am, combinar con el metro a San Pedro, de modo de poder ubicarnos mejor

Habíamos solicitado biglietti que finalmente nunca retiramos, porque pudimos acercarnos a un sector de sillas pegadas a las vallas por las que pasaría el «papamóvil» para saludar.

La audiencia era a las 9am, pero antes hace la recorrida para saludar… y ahí estuvimos:

Con el vozarrón de Mario gritando «Rosario, Argentina», el papa se dio vuelta y miró hacia donde estábamos… lo tenemos filmado y, a qué negarlo, emociona

Unas monjas leyeron una pasaje de Job en distintos idiomas (italiano, francés, inglés, español, portugués, alemán, árabe y polaco). Francisco está casi sin voz (o el audio era pésimo), casi inaudible… más allá de una familia de tanos que gritaban atrás nuestro… insufribles. Luego vino la repetición en todos esos idiomas de una síntesis de las palabras del papa, intercalado por saludos especiales a los asistentes de esas lenguas por el propio Francisco.

Toda la audiencia duró una hora. Comentábamos la mucha gente que había (más allá de incomparable con la plaza del domingo de Pascua)

Teníamos todo el día para tocar los puntos icónicos de Roma… caminamos hacia el Castel Sant Angelo y Mario quiso su foto en el Tevere

Desde ahí, a Piazza Navona, donde nos sentamos a desayunar y a disfrutar del sol que ya picaba duro

Aunque recién habíamos tomado café, no resistimos el de Sant Eustachio

eso, en nuestro camino hacia el Pantheon (Cristi cayó en la cuenta de que ya entró 4 veces en este viaje… siempre es hermoso volver a entrar). Nos dedicamos a «jugar» un rato…

A media cuadra queda la Biblioteca de la Cámara de Diputados adonde estuve yendo, por lo que teníamos que registrarlo:

Entramos en la iglesia de San Ignacio, con su techo maravilloso…

El trayecto turístico seguía hacia la Fontana di Trevi, colmada de gente y nosotros dispuestos a divertirnos otra vez

Fermata prossima: Piazza Spagna… senza fiori!

y en los alrededores, la exageración tana 😉

Todavía quedaba «pila», así que arrancamos desde Piazza del Popolo

y, vía Via del Corso, hasta el Altare della Patria

Gran movimiento de camiones y soldados del ejército, preparando gradas para el 2 de junio, Festa della Repubblica Italiana. Pasamos por los foros y llegamos a Colosseo

y, desde allí, arriba a San Pietro in Vincole para admirar, una vez más, la gran escultura de Moisés:

Nos dimos unas duchas y mis compañeros se fueron a disfrutar de un aperitivo en el bar de Massi en Forano

mientras yo tenía una reunión intergaláctica (León-España, Forano-Italia, Santiago-Chile, Ciudad de México) a las 7.30pm (como ven, la única que no tiene doble apellido sono io…)

Obvio que después me sumé al bar 😉

A domani!

Escapadas (i): Villa D’Este

17 MAY 2022

Tivoli

En esta semanita breve que nos queda entre los cuatro y con camper, estamos haciendo pequeñas escapadas. La primera de ellas fue la visita a Villa D’Este, en Tivoli.

Llegamos apenas pasada la media mañana pero fue una verdadera odisea encontrar parcheggio. Estaba todo desbordado, no tanto por turistas sino por lugareños que van al centro por razones laborales, comerciales, de trámites o vaya a saber qué, que llenan estos espacios gratuitos. Autos y utilitarios por todos lados. Luego de gran esfuerzo, conseguimos un último lugar para «tirar» il camper en el parcheggio del cementerio, junto a paradas de buses, autocaravanas y autos… muchos muchos autos.

La historia de Villa D’Este es muy interesante y puede leerse en la gran enciclopedia de estos tiempos, aquí. Solo por si engancha a alguien, algunas claves: tenemos a un cardenal (Hippolito D’Este), hijo de Lucrecia Borgia, nieto del papa Alejandro VI… frustrado porque no lo designan papa… manda construir un palacio de proporciones, con jardines nunca vistos… de gran belleza y exhibición de ingeniería hidráulica. El arquitecto fue el mismo del Parco dei Mostri en Bomarzo, Pirro Ligorio. Tardó más de 20 años en construirse y el cardenal solo la disfrutó unos pocos meses. Tuvo ampliaciones, abandono y finalmente expropiación estatal y conversión en museo.

El palacio es abrumadoramente recargado, «manierista».

Lo que más impacta -además, obviamente, de los jardines- es la integración «interior / exterior» del palacio y el parque.

Los jardines están desplegados en varios niveles y eso permite el flujo de agua en las fuentes. Hay todavía gran cantidad de sectores fuera de funcionamiento o bajo restauración, como pudimos ver acá

El recorrido por los distintos sectores es deslumbrante… Van algunos «hitos»:

Pegasso
Fontana dell’Ovato
Le Cento Fontane
Nettuno

Hay tres «piletones» repletos de peces

y una fuente dedicada a la «madre naturaleza», con reminiscencia budista

En verdad, una visita muy placentera, con otro día bendecido de sol…

Fontana dell’Organo

Arrivederci Villa D’Este!